Información

La importancia del potasio para la huerta


El potasio es el elemento que forma la parte rígida y leñosa de las plantas del jardín y favorece la formación de bulbos y tubérculos. Se encuentra abundantemente en nuestra tierra, especialmente en el Valle del Po.

Aumenta la resistencia al frío y la escasez de agua de nuestros cultivos, por lo que es muy importante que nunca falle. Para llevar potasio a nuestro jardín de forma biológica podemos utilizar el ceniza, mezclado con compost y esparcido en el suelo antes de cultivar plantas que lo necesiten (como tubérculos, por ejemplo, patatas, tomates, melones o sandías).

El potasio es uno de los principales elementos nutricionales que debe estar presente en el suelo del jardín, junto con el nitrógeno y el fósforo. Si falta y por tanto se produce una deficiencia de potasio, la planta puede manifestarlo con el oscurecimiento de las hojas a partir de los márgenes.

Potasio en el suelo y las plantas.

El potasio es un elemento muy presente en el suelo, solo piense que constituye más del 2% de la corteza terrestre. Los cultivos tienen una gran absorción de potasio que es responsable de varios procesos fundamentales en su actividad vital. Se utiliza para el desarrollo de tejidos, en particular tiene un efecto sobre la lignificación de tallos y ramas. Su presencia es necesaria para la síntesis de azúcares y también afecta la capacidad de transpiración del agua presente en las células.

Como todos los elementos fundamentales, el potasio es una sustancia requerida por todas las plantas, tanto las del jardín como las del huerto y huerto, no vivirían sin este elemento. Sin embargo, hay cultivos que quieren una mayor cantidad, a los que el aporte de potasio puede ser de ayuda, en particular para obtener frutas y verduras más sabrosas y mejor almacenables. Por ejemplo, la papa se beneficia de una fertilización rica en potasio, al igual que el melón y las plantas frutales, debido a la gran presencia de azúcares que deben sintetizar.

Aportar potasio con métodos biológicos.

El potasio está presente en la mayoría de las fertilizaciones tradicionales: al utilizar fertilizantes completos, como estiércol, compost o estiércol, también se está aportando este elemento, además de otras sustancias útiles. Sin embargo, si desea aumentar específicamente el potasio, puede usar fertilizantes más específicos, siempre que estén permitidos en la agricultura orgánica.

Entre las sustancias naturales fácilmente disponibles, la ceniza es una excelente fuente de potasio, otras opciones son las algas como fertilizante orgánico o el sulfato de potasio y el cloruro de potasio como fertilizantes de origen mineral.

Deficiencia de potasio

Si falta potasio, la planta puede presentar varios problemas. A menudo, la deficiencia no se debe a una escasez real, sino a un pH demasiado ácido del suelo que crea problemas de absorción. El síntoma a nivel foliar es el amarilleo y luego pardeamiento de los bordes de las hojas, mientras que desde el punto de vista del crecimiento hay una pobre lignificación. Cuando el potasio es bajo, los frutos quedan pequeños y no muy sabrosos.

Exceso de potasio

Demasiado es bueno, esta regla tradicional también se aplica al potasio presente en la tierra cultivada. En sí mismo, una gran cantidad de este elemento no tiene una consecuencia directa pero el problema radica en la escasez y la difícil asimilación de otras sustancias importantes que resulta del exceso.

Vídeo: La importancia del potasio en el engorde del fruto (Diciembre 2020).