Interesante

Trabajo de marzo en el huerto.


Marzo es un mes clave para los trabajos de jardinería, especialmente para la siembra, ya que se montan muchos cultivos que luego determinarán la productividad de nuestro jardín en verano y otoño. Por tanto, no se debe descuidar el semillero.

En este mes, el clima comienza a ser más favorable para la agricultura incluso en las regiones del norte y el riesgo de heladas invernales retrocede, la vegetación comienza a revivir y florecer.

Tanto en el jardín de casa como en el profesional, es el momento de arremangarse, porque hay mucho trabajo por hacer. Veamos en resumen cuáles son las principales ocupaciones campesinas de este período, aunque obviamente diferentes zonas climáticas corresponden a diferentes trabajos, por ejemplo donde el frío es intenso lo que decimos aquí en marzo se puede hacer en abril, viceversa en muy lugares Se anticipan trabajos calientes.

Marcha agrícola: todas las obras

Excavar y fertilizar

Labranza del suelo. El suelo debería haberse preparado en gran medida en enero y febrero, pero siempre es bueno cavar antes de plantar. En marzo también es el momento de enterrar el abono en las parcelas donde en abril y mayo se trasplantará, de esta forma la tierra contendrá suficientes nutrientes y materia orgánica, útil para nutrir las plantas hortícolas.

Abono verde. Si quieres abonar con la técnica del abono verde, puedes empezar a sembrar, es un sistema muy útil para quienes cultivan de forma ecológica y periódicamente merece la pena hacerlo, quizás rotándolo en las distintas parcelas del jardín.

Compostaje. En este período es aconsejable dar la vuelta a los montones de compost para uniformar los materiales, oxigenar los más internos y favorecer la correcta descomposición antes de que llegue el calor del verano.

Limpiar y ordenar

Arreglo del huerto. Dado que las principales siembras en campo y trasplantes comenzarán en breve, es fundamental preparar el jardín y asegurarse de que todo esté en orden: hay trabajos importantes de ordenamiento de los parterres. Necesitas preparar los senderos y desagües del jardín, asegúrate de estar preparado para afrontar los meses calurosos con la recuperación del agua de lluvia, así que piensa en marquesinas con canaletas, papeleras o cisternas.

Limpieza de malezas. Es necesario limpiar bien el jardín de todas las malas hierbas que habrán echado raíces en los meses de invierno, y con la llegada de la primavera empiezan a crecer nuevas hierbas. Dado que muchas plantas se acaban de sembrar y, por lo tanto, son de tamaño pequeño, es importante no dejar que se dañen por la competencia de las hierbas silvestres. Una herramienta muy útil para este trabajo es el desmalezador.

Siembra y trasplante

Las siembras. Marzo es un mes de siembra: la actividad del semillero es intensa y donde el clima lo permite, también hay numerosas hortalizas para plantar en campo abierto (ver todas las siembras en marzo). Entre los diversos cultivos, la papa se planta en marzo y continúan las plantas de ajo y cebolla.

División de los mechones. A finales de marzo, los mechones de hierbas aromáticas y otros cultivos perennes (por ejemplo, ruibarbo) se pueden dividir para aumentar la superficie cultivada y obtener nuevas plántulas.

Cuidado cultural

Cuidado con las heladas.Si vives en una zona fría incluso en marzo, debes estar atento para evitar el riesgo de heladas tardías, una funda de tela no tejida si es necesario puede ser una precaución decisiva. Para ello es necesario estar atento al termómetro y a la previsión meteorológica, es mejor comprar primero las toallas para que ya estén disponibles cuando se necesiten.

Vídeo: la huerta video 1. herramientas básicas y utilización de la laya (Noviembre 2020).