Información

Tres errores a evitar en jardinería


No siempre a la hora de cultivar todo sucede como nos gustaría y no siempre la culpa es el clima o el suelo.

En las acciones diarias que se realizan mientras se trabaja en la huerta, existen pequeñas precauciones que es necesario conocer para no dañar nuestras plantas.

Te presentamos tres errores típicos que no cuesta nada evitar, solo necesitas conocerlos para evitar cometerlos. Nadie nace con un pulgar verde, son las pequeñas cosas las que marcan la diferencia y puedes aprenderlas.

Hay tres cosas simples, prestar atención no cuesta nada, te permite tener mejores resultados en la cosecha y previene la formación y propagación de enfermedades de las plantas hortícolas que pueden arruinar tu trabajo.

Error 1. Enjuague con agua demasiado fría

Error: si en agosto abre el grifo y riega con la manguera de agua, sepa que puede hacer daño. Hay que tener cuidado en los meses más calurosos del verano y evitar el uso de agua que no esté a temperatura ambiente: el agua muy fría provoca un choque térmico en las plantas. El cambio de temperatura puede bloquear el crecimiento de las plantas durante unos días, en particular las plantas pequeñas y las recién trasplantadas son sensibles.

Como evitarlo: si recoges agua de lluvia en cisternas no tienes este problema, lo mismo si tienes sistema de riego por goteo (el agua fría se calienta al pasar por las mangueras. Hace mucho frío Cuando hace mucho calor es mejor guardar latas o tanques donde almacenar el agua y no usarla directamente del barril.

Error 2. Transmisión de enfermedades con herramientas de jardinería.

El error: es posible que no lo supiera, pero las herramientas de jardinería son uno de los principales vehículos de enfermedades de las plantas de jardín. Si usa una tijera o un cuchillo para podar o cosechar, tenga cuidado: al cortar una planta enferma, puede continuar el trabajo para propagar la enfermedad por todo el jardín. De esta forma, la bacteriosis, virosis y enfermedades fúngicas se transmiten con mucha facilidad.

Cómo evitarlo: Solo preste atención, si ve plantas sospechosas, con partes amarillentas, ennegrecidas, mohosas o podridas, use herramientas distintas a las que se usan en plantas sanas o desinfectar herramientas entre una planta y otra.

Error 3. Sembrar demasiado cerca

El error. Poner las semillas demasiado cerca y no adelgazar en el momento adecuado está mal. Primero, las plantas que están demasiado juntas roban luz, agua y nutrientes y no se desarrollan adecuadamente, también será un problema mantener el suelo limpio de malezas y la textura densa de la vegetación favorecerá la pudrición y enfermedades de las plantas.

Cómo evitarlo: es importante respetar las distancias de siembra adecuadas. A la hora de sembrar o trasplantar hay que pensar en una sexta parte de planta que tenga en cuenta el desarrollo de la planta, encontrar en nuestro sitio las distancias correctas para mantener entre las diversas plantas hortícolas, tomarlas en consideración y en caso de duda poner algunas plantas menos, recordando que aquellas que quieran demasiado nada aprieta.

Vídeo: Tres Errores de Comunicación Que Debes Evitar (Diciembre 2020).