Información

Cómo cultivar arándanos


Frutos pequeños y muy dulces, característicos de las zonas de montaña, donde se encuentran silvestres, los arándanos se pueden cultivar en la mayoría de los huertos. Este es un arbusto realmente genial para plantar porque resistente a las heladas y poco sujeto a enfermedades. Estos pequeños frutos pertenecen al familia ericaceae y en este, al género de vaccinium.

La planta de arándano es una especie resistente, como todas las bayas, requiere una suelo bastante ácido, por lo que es recomendable comprobar el pH de la planta y tenerlo en cuenta en posteriores fertilizaciones. Forma pequeños arbustos agradables a la vista y fáciles de mantener ordenados, también aptos para decorar rincones de jardín.

Además del clásico arándano nativo de nuestro país existen muchas variedades de arándanos, entre los más famosos se encuentran los arándanos siberianos, el arándano y el arándano gigante americano, muy interesante porque es muy productivo.

Dónde cultivar arándanos

Los arándanos son una especie que estamos acostumbrados a encontrar silvestres en zonas de montaña y en general en el bajo vientre, de esto podemos entender algunas características pedoclimáticas peculiares, sin embargo existen diferentes variedades de arándanos, eligiendo la adecuada puedes cultivar estas bayas prácticamente en todas las zonas. de Italia.

Clima indicado

Normalmente plantas de arándanos prefieren los climas fríos, ya que temen el calor excesivo del verano, mientras resisten sin miedo los inviernos helados. No en vano es un arbusto muy extendido de forma espontánea en la montaña. En zonas frescas puede permanecer fácilmente a pleno sol, con excelentes resultados, lo ideal es mantenerlas resguardadas del viento.

Suelo adecuado

El arándano es una planta fuertemente acidófilo, es decir que requiere un suelo ácido, con un pH entre 4.5 y 5.3 (ver cómo medir el pH del suelo), esta característica es común a muchas bayas. Varias sustancias pueden acidificar el suelo para prepararlo para la siembra de estos pequeños frutos: posos de café, turba, agujas de pino, hojas de roble, azufre. La tierra también debe estar drenando, sin estancarse.

Reproducir y plantar arándanos

Después de elegir el lugar correcto, es cuestión de obtener las plantas de arándanos y plantarlas. La forma más fácil de conseguir una plántula es comprándola en el vivero, pero no es difícil propagar el arándano por esquejes, obteniendo plantas sin costo alguno.

Obtener plantas de arándanos a partir de semillas

Las bayas contienen semillas muy pequeñas que no son fáciles de germinar. Por esta razón, la siembra de arándanos no es muy común y generalmente se prefiere comprar la plántula en el vivero.

Cualquiera que desee probar suerte todavía puede poner las semillas en un frasco a principios de primavera. Precisamente porque son delicadas y no fáciles de germinar, es recomendable poner más de una semilla en cada tarro, aclarando posteriormente.

Un truco simple: un baño de manzanilla con semillas puede ayudar con la germinación.

Propagación por esquejes

Si ya tiene una planta de arándanos para comenzar, no necesariamente necesita comprar más, es posible propagar nuevas plántulas con método de corte.

El corte del arándano se realiza desprendiendo una rama de la planta madre e insertándola en un frasco de tierra suficientemente ácida. Durante la fase de enraizamiento de la rama es importante que el suelo nunca se seque por completo, por lo que es necesario regar con frecuencia. Se recomienda hacer la operación a principios de primavera, trasplantando antes del calor o después del verano.

En vista de un cultivo productivo, no es particularmente conveniente cortar arándanos silvestres. Las variedades de arándanos seleccionadas y suministradas por los viveros tienen un rendimiento mucho mejor en la producción de frutos. Para el consumo doméstico y por pasión, por otro lado, puede optar por tomar una ramita de arándano silvestre y plantarla en su propia tierra.

Trasplantar las plántulas

Plántulas de arándano se trasplantan entre septiembre y mayo directamente en el jardín, obviamente evitando los meses en los que la tierra está helada y muy dura.

Para el tamaño del arbusto es necesario dejar más de un metro entre cada planta y al menos dos metros y medio entre las hileras, pero esta cifra es indicativa porque todo depende de la variedad de arándano sembrado.

Para trasplantar cavar un pequeño agujero, que se puede rellenar con un puñado de turba y un puñado de humus de lombriz. Después del trasplante, es importante regar las plántulas jóvenes y continuar regando con frecuencia durante las próximas tres semanas.

Polinización

Como todas las plantas frutales, el arándano produce sus bayas después de la polinización entre las flores, la planta es autofértil, pero tener más de una variedad tiene un efecto positivo en la fructificación.

Cultivo de arándanos

El arándano no es dificil de cultivar, incluso si requiere algunas precauciones. En particular, su debilidad radica en su propia raíces muy superficiales: tenga cuidado de no escarbarlas quitando las malas hierbas, precisamente por las raíces que no caen muy profundas siempre es útil mantener bien húmedo el suelo.

Fertilización de arándanos

La primera fertilización básica Se implementa al momento de plantar el arándano, el tipo de fertilizante y la dosis depende del suelo. Puede utilizar estiércol maduro o compost, después de comprobar el pH, ya que el estiércol tiende a hacer que el suelo sea básico.

En el momento del trasplante la acción del humus es muy positiva, ayudando al enraizamiento de la planta joven.

Entonces puedes agregue nutrientes una o dos veces al añoo, para esta operación, se puede utilizar con moderación estiércol en pellets, de nuevo porque tiende a elevar el pH del suelo, alternativamente biofertilizantes específicos para plantas acidófilas y quizás proporcionando turba ácida.

Primer año de cultivo

En el primer año después de la siembra, el arándano no da frutos de manera significativa, esperará el segundo año para conseguir las bayas, es útil eliminar todas las flores para promover el desarrollo de las raíces.

En los dos primeros años es posible evitar la poda de las plantas, limitándose a la eliminación de las flores.

Riego y mulching

Irrigación. El arándano teme la sequía porque tiene raíces muy superficiales y, por lo tanto, requiere un suministro frecuente de agua. Para mojar el arándano, evita usar agua demasiado calcárea, que ayuda a que el suelo sea básico, así que presta atención a lo que sale del grifo.

Mantillo. El mulching es muy bueno para las plantas de arándanos, tanto para evitar las malas hierbas como para ayudar a mantener la tierra húmeda. El uso de hojas de roble o agujas de pino (mantillo ácido), que mantienen el pH correcto del suelo para esta fruta silvestre, puede ser especialmente favorable.

Poda de arándanos

Poda de plantas de arándano se realiza a partir del tercer año de cultivoy es una operación que debe realizarse después del invierno o después de la caída de las hojas de otoño.

Para podar los arándanos necesitas acortar las ramas y adelgazarlas, la operación permite que la planta produzca bayas más grandes y promueve la circulación del aire, por lo que también es útil para prevenir enfermedades.

Cultivo de arándanos en macetas.

El arándano también se puede cultivar en el balcón, en este caso es necesario elegir una maceta con un buen diámetro, al menos 30 centímetros, y un suelo para plantas acidófilas.

Necesitar a menudo moja el suelo en las macetas, en momentos calurosos incluso a diario, para evitar que la tierra se seque. Pero tenga cuidado de no excederse en la cantidad estancando el agua. En este sentido, es importante una capa de arcilla expandida en el fondo de la olla.

Al menos una vez al año es recomendable fertilizar para mantener los nutrientes útiles para el desarrollo de la planta.

Desde un cultivo de balcón de arándanos no podemos esperar una gran producción: es una planta con frutos pequeños y no se puede pensar que un solo arbusto en una maceta dé una gran cantidad de producto. Sin embargo, al ser un arbusto de buen aspecto, es una especie agradable para mantener en la terraza y cultivarlo con los niños es particularmente emocionante porque la dulzura de la fruta será muy apreciada por ellos.

Las adversidades del arándano

Los arándanos están sujetos a algunas adversidades, en particular enfermedades como la antracnosis, la botritis y la pudrición de la raíz, insectos como Drosophila suzukii y la clorosis férrica que provoca el amarillamiento de las hojas. Aprendamos a distinguir y posiblemente prevenir estos problemas.

Patologías del arándano

Los arándanos son un cultivo no propenso a problemas de enfermedades, por lo que son muy fáciles de cultivar y muy adecuados para el método orgánico.

Clorosis férrica. Esta no es una enfermedad real, sino una fisiopatía, que se manifiesta con un color amarillento de las hojas. La clorosis férrica se da por la falta de hierro lo que provoca una menor fotosíntesis, de ahí la pérdida de verde debido a la clorofila. En este caso, la planta necesita quelato de hierro para volverse verde de inmediato, mientras que el suelo del arándano debe hacerse más ácido para volver a tener un equilibrio nutricional adecuado para esta pequeña fruta.

Raíz podrida. La planta de arándano no es muy propensa a problemas de enfermedades fúngicas, sin embargo, si el suelo no drena el estancamiento de agua, puede causar una pudrición de la raíz, que mata la planta. Para prevenirlo, basta con trabajar adecuadamente el suelo, donde la tierra es muy arcillosa, se puede mezclar arena antes de plantar los arándanos. El uso de micorrizas es muy útil para evitar la pudrición, eligiendo productos con trichoderma, un hongo antagonista de la podredumbre.

Antracnosis. Esta enfermedad se nota en los frutos, que en lugar de madurar advierten y enmohecen. La prevención se lleva a cabo asegurando una buena ventilación en los arbustos gracias a la poda, evitando retrasos en la recolección y retirando rápidamente las ramitas que dan frutos infectados.

Botrytis o moho gris. La enfermedad generalmente se manifiesta en las flores, que se oscurecen y se cubren con un moho gris, ocurre en caso de lluvias frecuentes durante el período de floración. También en este caso, una buena labranza y una correcta poda ayudan a prevenir.

Insectos y plagas de los arándanos.

Pulgones y cochinillas. No son muy frecuentes pero estos pequeños insectos pueden dañar el arándano si la melaza porta virosis y otras enfermedades o formas en la fruta. Para combatirlos, me remito al artículo sobre cómo defenderse del pulgón.

Lepidópteros. Las larvas de polilla son especialmente dañinas en primavera, cuando dañan directamente la flor o el fruto. Bacillus thuringensis es un buen producto no tóxico para los humanos que ayuda a lidiar con estas orugas.

Drosophila suzukii o mosca de la fruta. Parásito oriental que se ha extendido en los últimos años y que suele atacar el huerto (ver más información sobre Drosophila). Las trampas que permiten la captura biológica también se pueden instalar contra las moscas de la fruta, las trampas para alimentos biológicos Tap Trap y Vaso Trap (rojo) pueden hacer un buen trabajo de captura.

Cosecha y conservación de frutos

Los arándanos se cosechan desde mayo hasta finales de agosto, hay variedades más o menos tempranas.

Distinguir la fruta madura es muy sencillo, ya que solo hay que prestar atención al color, el arándano clásico tiene frutos de color azul oscuro, también está la variedad con la fruta roja, muy extendida en el centro-norte de Europa. Recoger estos frutos es una profesión de gran paciencia. Las plántulas de primer año generalmente no dan frutos significativos.

almacenamiento. Los arándanos son una baya fácilmente perecedero, después de la cosecha solo se conservan unos días. Mantenerlos en el frigorífico aumenta su mantenimiento unos días. Alternativamente, para que no se marchiten hay que trabajarlas: puedes hacer mermeladas y compotas o secarlas. El arándano también se usa mucho para hacer jugos muy saludables e incluso licores, en nuestro sitio encontrará por ejemplo la receta de la grappa de arándanos.

Variedad de arándanos

Los arándanos son una familia bastante numerosa: los más comunes en los cultivos de producción son los arándanos gigantes americanos, que garantizan un tamaño de baya excelente y, por tanto, son muy apetecibles en el mercado. El arándano silvestre se encuentra espontáneamente en los Alpes, muy dulce y sabroso pero menos productivo. En otros países, el arándano, con un sabor más ácido, es muy popular, mientras que el arándano siberiano es una variedad interesante porque requiere un suelo menos ácido. Descubramos algunas variedades populares.

Arándano común (Vaccinium myrtillus)

los arándano nativo de nuestro país, que se encuentra típicamente espontáneo. La planta permanece pequeña, los frutos son sabrosos pero quedan pequeñas bayas con un color entre morado oscuro y azul oscuro. Los arándanos no son mucho más fáciles de cultivar porque su hábitat natural de sotobosque tiene peculiaridades (suelo ácido, constantemente húmedo, sombra parcial, ...) que no es muy fácil de reproducir, además debido al pequeño tamaño del arbusto la producción de arándanos silvestres no es abundante.

Arándano gigante americanoVaccinium corymbosum)

Se trata un tipo de arándano muy productivo y por esta razón es hoy en día el más cultivado en contextos profesionales, las plantas se pueden encontrar en casi todos los viveros. La peculiaridad es que la planta alcanza un buen tamaño, alcanzando incluso tres metros de altura, con un sistema radicular muy desarrollado pero bastante superficial. En comparación con otras variedades de arándanos, requiere una poda que disciplina el follaje. También se seleccionó una variedad rosa.

Arándano (Vaccinium vitis idaea)

Otra especie de arándano del género vaccinium, de la planta hojas perennes. Se caracteriza, como ya se puede comprender por el nombre, por el color de las bayas, que al madurar adquieren un rojo vivo. El sabor es un poco más ácido que el arándano clásico y es muy bueno en mermelada y tiene propiedades antioxidantes.

Arándano americano o arándano (Vaccinium macrocarpon)

No confundir con arándano idaea, de los cuales comparte el color de la fruta. Esta especie es mucho más productiva y produce bayas de mayor tamaño, jugosas y especialmente buscadas tanto para dulces como para secas.

Arándano siberianoLonicera Kamtschatica)

Esta planta pertenece a completamente diferente del arándano europeo y americano, prácticamente es un arándano solo de nombre, se llama así por sus bayas azul violeta, al igual que nuestro arándano silvestre. Las bayas son en realidad más alargadas, excelentes para comer y con notables propiedades nutricionales. En comparación con los arándanos, el arándano siberiano es más adaptable en términos de suelo y no requiere necesariamente un sustrato ácido.

Vídeo: Cómo cultivar plantas de Arandanos en maceta (Noviembre 2020).