Interesante

El café ético del colectivo Malatesta


El café Malatesta es una realidad joven nacida en Lecco de un grupo de jóvenes que han sabido montar una cadena de importación y torrefacción de café alternativa a la de distribución a gran escala y basada en principios de ética y respeto al medio ambiente. El café es cultivado orgánicamente por campesinos que trabajan con métodos tradicionales y en condiciones de trabajo dignas, el café se importa buscando el contacto directo con productores, desde Colombia hasta las comunidades zapatistas de Chiapas. El colectivo Malatesta logra generar ingresos y trabajo sin especular con las personas y el ecosistema, conozcamos mejor esta hermosa realidad.

La historia del proyecto

La idea del café Malatesta tomó forma en 2011 en Lecco, dentro del Grupo de Compra Solidaria "La Comunità della Sporta". A medida que crece el número de asociados, Gas di Lecco decide alquilar un almacén para almacenar las compras, en este espacio se encuentran por casualidad máquinas tostadoras artesanales de café sin usar. Al ver estas máquinas surge la idea de configurar una realidad económica que puede ser fuente de ingresos y por tanto dar trabajo pero también perseguir valores de equidad. El deseo es prestar atención no solo al cultivo del café, como ya ocurre en los proyectos de comercio justo, sino a toda la cadena de suministro, que también incluye la importación, tostado y distribución. Por lo tanto, el proyecto involucra toda la cadena de producción alternativa de café, desde el trabajo agrícola hasta el tostado. Así nació el colectivo Malatesta que alquila máquinas procesadoras de café y comenzó a experimentar, comenzando con el suministro de la bolsa de la compra al grupo de compras Lecco, para luego expandirse a otros GAS. Para encontrar el café verde para tostar, el colectivo comienza confiando en realidades similares como Caffè Libertad en Hamburgo y la cooperativa Shadilly en Las Marcas. Junto a ellos, se importa café de proyectos solidarios en Chiapas, Honduras, Guatemala y Uganda.

En 2014, Malatesta también inició la experiencia de importación directa de café verde, que selecciona café de Colombia. La relación directa con quienes cultivan permite una mayor comprensión de las realidades sociales involucradas y conduce al apoyo. El café colombiano tostado por Malatesta proviene del Cauca, una zona pobre con problemas económicos provocados por conflictos internos.

El conocimiento directo es también un principio dirigido a las realidades que apoyan a Malatesta en Italia con la compra, ofreciendo la oportunidad de visitar el laboratorio de tostado y conocer en persona los grupos de compra y las diversas realidades que sustentan el proyecto. El consumidor no es simplemente un comprador, sino que apoya una cadena de suministro de la que conoce y comparte acciones y propósitos.

El colectivo Malatesta planea expandirse, generar más trabajo y mejorar aún más la fase de tueste del tueste, así como desarrollar contactos más directos con los productores, en particular promoviendo iniciativas solidarias. También está la idea de desarrollar un modelo de autocertificación participativa que pueda ser una garantía incluso para las pequeñas empresas que no tienen acceso a certificaciones institucionales.

Principios fundamentales del café Malatesta

  • Generación de ingresos provenientes del trabajo manual e intelectual y en ningún caso de ganancias o ingresos que sean incompatibles con la participación y compromiso con el proyecto colectivo.
  • Procesamiento de materias primas producidas en condiciones laborales y sociales dignas, con especial atención a las pequeñas empresas sin acceso a la certificación internacional de Comercio Justo.
  • Procesamiento de materias primas producidas respetando el medio ambiente y el territorio con métodos de agricultura ecológica, buscando relaciones de confianza con pequeños productores sin acceso a la reconocida certificación Orgánica / Bio.
  • Compartir en común, a través de la práctica constante de montaje, las opciones y caminos que emprenderá el proyecto, rechazando la formación de dinámicas autoritarias y de arriba hacia abajo.
  • Investigación constante para la comparación e intercambio con las realidades que pretenden promover la cultura y práctica de la solidaridad, el mutualismo y la autogestión.

Cultivo de café verde

La opción del colectivo es trabajar exclusivamente con productores que garanticen condiciones laborales dignas, verificando personalmente a través del conocimiento directo, evitando a los comerciantes internacionales que pretenden marginar las ganancias incluso cuando se trata de productos "éticos".

El café verde importado de Malatesta se cultiva siempre con métodos naturales, siguiendo los principios de la agricultura ecológica y respetando el medio ambiente. Los granos de café son recolectados manualmente por los campesinos, en plantas cultivadas en las montañas a la sombra del bosque, preservando la biodiversidad y evitando el cultivo intensivo.

El tostado

Para obtener un café de alta calidad es imprescindible cuidar la fase de tostado, que se realiza con una caja de ritmos tradicional rotatoria. El residuo del tostado del café es muy útil para la agricultura porque es una sustancia con alta retención de agua, por lo que se pone a disposición de los pequeños horticultores locales. Después del tostado, el café se almacena en silos y luego se envasa en un solo origen o mezcla.

Dónde encontrar café Malatesta

Malatesta ofrece su café en paquetes de 250 gramos para molido y 1 kg para café en grano, puedes comprar café directamente en el laboratorio de Galbiate (Lecco) en via Ettore Monti 23, o visitando el sitio web caffèmalatesta.org para encontrar puntos de venta o eventos en los que participa el colectivo. Las propuestas van desde 100% Arábica hasta mezclas entre Arábica y Robusta, también hay un café con cardamomo molido que apoya los proyectos para Palestina de la asociación Casa della Pace y un descafeinado 100% Arábica, siempre orgánico y solidario.

Vídeo: Diferencias Entre La Reflexión Política Y Reflexión Ética (Diciembre 2020).