Interesante

Hacer un huerto desde cero: como empezar


Hacer un huerto es una actividad maravillosa, recomendaría a cualquiera que la pruebe. Por eso trato de recopilar algunos consejos útiles que pueden ser de utilidad para quienes están a punto de comenzar esta aventura de cultivo desde cero.

Obviamente no será suficiente con leer este artículo para aprender todo lo que necesitas, pero espero poder darte algunas pautas, útiles al menos para hacerte una idea.

La mayor parte de las enseñanzas vendrán de la experiencia, como siempre dicen "cometiendo errores, aprendes". Deseo a todos los futuros nuevos cultivadores una buena cosecha de inmediato.

Primero el suelo

Encuentra el suelo. Lo primero que se necesita para hacer un huerto: la tierra para cultivar. Si no lo tienes disponible, pídele a alguien que lo preste o lo alquile, en muchos casos incluso las administraciones municipales tienen jardines que se entregan a los ciudadanos para que los administren. Lo importante es que el futuro jardín está cerca de casa: el cultivo requiere un compromiso diario.

Un primer cheque. Si tiene un terreno disponible, verifique que esté bien. El lugar adecuado para comenzar un huerto no debe ser demasiado pedregoso, también necesita una buena exposición al sol. También recomiendo comprobar cómo se comporta el agua de lluvia: si la lluvia "inunda" todo, creando un ambiente pantanoso, lo ideal es que el suelo esté drenando. Si quieres saber más tienes que analizar el terreno, pero si empiezas poco a poco también puedes decidir empezar por intentarlo, sin profundizar demasiado.

Qué se necesita. Para hacer un huerto desde cero no se necesitan muchas cosas: en cuanto a herramientas, una pala, una azada y un rastrillo pueden ser suficientes. Sin embargo, es necesario verificar si hay agua cerca de la parcela que se está cultivando, de lo contrario se debe estudiar un sistema de recuperación y almacenamiento de agua de lluvia. Hacer un jardín sin mojarse nunca no sería fácil, especialmente para quienes no tienen experiencia.

Procesamiento y fertilización. Si estás empezando desde cero y tienes césped, lo primero que debes hacer es quitar el césped y limpiar todo desde raíces y piedras. El segundo paso será arar o cavar, luego será necesario esparcir fertilizante en el suelo (estiércol o compost maduro está bien), azadonar y finalmente nivelar todo con un rastrillo. En este punto, el jardín está listo para sembrar. Para saber más, puede consultar la guía sobre cómo preparar el terreno para el jardín, lectura útil para quien tiene que empezar.

Empezar a sembrar

Qué cultivar. Partiendo de cero, sin experiencia previa en cultivo, recomiendo elegir algunas hortalizas, diría de cuatro a seis cultivos. Será un punto de partida para la primera siembra, luego gradualmente se familiarizará y podrá introducir nuevas verduras en cantidades cada vez mayores. A partir de primavera se pueden poner los clásicos: por ejemplo lechuga, cebolla, patata, tomate, calabacín y judías verdes. No es necesario empezar con cultivos algo menos banales, como el espárrago o la alcachofa. Después de elegir es bueno leer las guías para el cultivo de las distintas verduras elegidas (las puedes encontrar aquí).

Al menos una planta aromática y una flor.. Recomiendo añadir al menos una planta aromática (albahaca, tomillo, romero o salvia) y una flor (por ejemplo caléndula) además de las verduras habituales. La biodiversidad es muy útil para el huerto orgánico, los cultivos mencionados son extremadamente simples.

Semillas o plantones. Para los principiantes completos, es mucho más fácil comenzar trasplantando plántulas ya formadas, compradas en el vivero. Pero dar a luz la planta a partir de semillas es más barato y ofrece una mayor satisfacción, tú decides qué hacer. Hay algunas hortalizas que sufren trasplante, por lo que en cualquier caso no se compran en plántulas: por ejemplo patatas, zanahorias y rábanos. Aquí se pueden comprar excelentes semillas orgánicas.

Cuándo sembrar. Lo importante es sembrar (o trasplantar) las hortalizas en el momento adecuado, cada cultivo tiene su propio período de siembra, el cual se debe respetar. Si planta tomates en otoño, no se cosechará nada. Para ayudar a los principiantes está el calendario de siembra, o para aquellos que buscan una herramienta más dinámica, la calculadora de siembra.

El cultivo real

Después de colocar las plántulas, comienza el cultivo real. ¡Sin miedo! Mantener un pequeño huerto familiar no es complicado, incluso aquellos que nunca lo han hecho antes pueden hacerlo. Estas son las operaciones más importantes para realizar en la gestión diaria:

  • Control de marihuana. Sin ser maníaco, es mejor mantener limpias las camas del jardín de hierbas, especialmente cuando las plantas son pequeñas. El mantillo puede ayudar.
  • Azada de suelo. El suelo del jardín es útil si se mueve periódicamente con un ligero cavado superficial. Esto también ayuda a mantener las hierbas bajo control.
  • Irrigación. Las plantas necesitan agua para vivir. Cuando la humectación depende del clima, no deje que la tierra se seque demasiado. Para un jardín pequeño no es necesario hacer un sistema de riego, una regadera será suficiente. Leyendo Orto Da Coltivare encontrará algunos consejos sobre riego.
  • Fertilización. El fertilizante en la mayoría de los casos se puede poner antes de comenzar, cuando se trabaja el suelo. En algunos casos también es útil fertilizar durante el cultivo, pero más a menudo no es necesario. Para obtener abono es bueno hacer abono casero (¡una práctica sencilla y ecológica!) Reutilizando así los residuos orgánicos, como los de cocina.

Enfermedades e insectos

El jardín puede verse afectado por algunas adversidades: insectos y enfermedades sobre todo. Aquellos que son principiantes y comienzan de cero no siempre podrán remediarlos, porque no es fácil reconocer los problemas sin experiencia rápidamente. No te desanimes, con la práctica aprenderás a cuidar el jardín y mejor aún a prevenir dolencias.

Ser principiante no autoriza el uso de productos químicos nocivos: ten siempre en cuenta que los pesticidas y fungicidas no permitidos en la agricultura ecológica pueden ser tratamientos tóxicos, tanto para los que comen verduras como para los que trabajan en el huerto. Lo recomiendo siempre cultivado orgánicamente, es una opción ecológica y saludable.

Cuando notes que algo anda mal (plantas que están luchando por crecer, amarillamiento, hojas picadas, presencia de insectos, manchas oscuras, podredumbre, ...) busca lo que puede ser. Hay mucha información útil en la web o en los manuales de jardinería, incluso en Orto Da Coltivare intenté explicar los síntomas y remedios de los principales problemas del jardín.

Algunas lecturas útiles para quienes comienzan desde cero.

Para aquellos que están por comenzar una huerta, les recomiendo hacerse con un buen manual de cultivo, será útil tenerlo a mano para consultar. Algún consejo:

  • Mi huerto orgánico. En mi opinión el mejor manual de cómo hacer un huerto. Una lectura completa y suficientemente minuciosa.
  • Defendiendo el jardín con métodos naturales. Un libro que explica de forma muy clara los principales problemas del jardín y expone las soluciones biológicas relacionadas. En particular, el equipo fotográfico es precioso.
  • Haciendo abono. Una guía muy clara para el compostaje, publicada por Terra Nuova.

Pide una mano a los que tienen más experiencia.

Si eres principiante será normal que tengas muchas preguntas, algunas pueden parecer triviales pero son totalmente legítimas, sobre todo cuando alguien que empieza de cero las hace.

Por eso, no dudes en preguntar, si tienes amigos o familiares que llevan más tiempo en la jardinería que tú, puedes contactar con ellos. En Orto Da Coltivare tengo un formulario activo para enviar preguntas (¡ten paciencia, a veces me toma un tiempo responder!), Me alegra poder ayudar.

También te aconsejo que te unas al grupo de facebook de Orto Da Coltivare: hay mucha gente competente y disponible, si tienes alguna duda puedes escribir allí.

Vídeo: COMENZANDO DE CERO!! Recorrido y Planificación del HUERTO (Diciembre 2020).