Nuevo

Sembrar calabacín: cómo y cuándo.


El calabacín es una planta muy importante para sembrar en el jardín: es una hortaliza muy productiva pero igualmente engorrosa en términos de espacio, y exigente en términos de recursos que requiere del suelo.

Una sola planta de calabacín durante el período de cosecha puede aportar constantemente un calabacín al día, además de las muy buenas flores, por lo que es un cultivo que no debe faltar en un buen huerto familiar.

Las semillas de calabacín son de gran tamaño, muy resistentes y fáciles de germinar. Para cultivar esta hortaliza con éxito es recomendable plantarla en el momento adecuado, para que se encuentre con un clima favorable, ya que es una hortaliza de fruta si se quiere seguir el cronograma, se debe sembrar en fase de crecimiento.

Periodo de siembra

El calabacín debe sembrarse en primavera para que la plántula pueda desarrollarse durante los meses templados y cálidos. La planta tiene una temperatura óptima en torno a los 25/30 grados, sufre el frío y si el termómetro baja de los 15 grados deja de desarrollarse. Por este motivo es recomendable poner la planta en semillero en marzo, para trasplantar en campo entre abril y mayo. Si en cambio opta por sembrar directamente en el campo, el momento adecuado para hacerlo es entre abril y mayo. Una semilla de calabacín se puede conservar unos años manteniendo su capacidad de germinación, es una hortaliza con semillas bastante longevas, puede llegar a durar hasta 5 años. Obviamente, cuanto más vieja sea la semilla, menor será la probabilidad de que nazca la plántula.

En que luna sembrar calabacín

Antes de decir cuál es el mejor momento para plantar calabacines mirando a la luna, necesitamos hacer una premisa: la influencia de las fases de la luna no está científicamente probada. Es una práctica agrícola muy extendida que ha estado en boga durante siglos, por lo que la mayoría de los agricultores creen que es importante tenerla en cuenta, cada uno puede hacer sus propias valoraciones, quienes deseen aprender más pueden leer el post sobre la luna en agricultura y también consultando el calendario de fases. Dicho esto, cualquiera que quiera sembrar calabacines después de la fase lunar debe hacerlo en una luna creciente. Esta cucurbitácea es de hecho una verdura de fruta, por lo que se vería favorecida por la fase que precede a la luna llena.

Cómo sembrar: profundidad y dirección de la semilla.

La semilla. La semilla de calabacín es de buen tamaño: basta pensar que un gramo de semilla contiene solo 4 o 5 semillas, mientras que un gramo de semilla de tomate corresponde a casi 100 veces más. Esta semilla tiene una forma vagamente ovalada, pero irregular con un lado puntiagudo y el otro redondeado. Las buenas semillas se reconocen porque deben ser un poco barrigones, no completamente planas y vacías.

Dirección de siembra. Al colocar la semilla en el suelo del jardín, o en el frasco si estamos plantando calabacines en un semillero, es útil cuidar el verso en el que colocarlo en el suelo. De hecho, la plántula emite sus raíces desde el lado puntiagudo de la semilla, mientras que el brote saldrá por el otro lado. Para ello debes poner la semilla con la punta hacia abajo. Si no respetamos el derecho a la planta nace igual, pero se gasta más energía en dar la vuelta a la semilla.

En el semillero o en el campo. La semilla de calabacín germina fácilmente, por lo que se puede colocar de forma segura directamente en el campo. Sin embargo, un semillero calentado tiene la ventaja de permitirle anticipar el momento de la siembra, por lo que muchas veces es conveniente iniciar el cultivo plantando el calabacín en frascos. En comparación con otras plantas, es mejor elegir frascos que no sean demasiado pequeños, dado que la planta crece mucho, especialmente si se planea trasplantar después de más de 15 días.

Obviamente, si se opta por la siembra en semillero, las plántulas se trasplantarán.

Profundidad de siembra y surco. Las semillas de calabacín deben estar cubiertas con al menos un centímetro de tierra, colocándolas en el suelo pueden pegarlas levemente, utilizando el lado puntiagudo, se considera una profundidad de siembra de 2-3 cm, contando también el tamaño de la semilla. Dado que la plantación de este cultivo implica grandes distancias entre las plantas, no es recomendable hacer surcos para la siembra en el campo, sino colocar las semillas en postarelle. Es aconsejable poner dos o tres semillas en cada hoyo y eventualmente adelgazar más tarde.

Sexto de la siembra: distancias entre plantas.

Los calabacines crecen mucho en tamaño, por lo que es mejor que tengan un buen espacio disponible. Por esta razón, las plantas se colocan al menos a un metro de distancia entre sí. También hay calabacines trepadores, en estos casos los diseños de siembra cambian en relación al tipo de soporte proporcionado, sobre el que trepará el cultivo.

Tiempos de cultivo

Después de plantar una semilla de calabacín, la planta emerge en promedio después de unos 10 días, en el peor de los casos dos semanas, esto por supuesto si las condiciones de temperatura y humedad son favorables. El ciclo del cultivo es muy variable, en promedio una planta de calabacín tiene un ciclo de dos meses. A partir de un mes después de la siembra puede producirse el inicio de la producción, que se prolonga hasta el primer resfriado.

Cama de semillas: preparar el suelo

Como todas las plantas de la familia de las cucurbitáceas, los calabacines también son un cultivo muy exigente en cuanto a nutrientes, por lo que es importante preparar el suelo para la siembra o trasplante con una rica fertilización básica, el estiércol maduro juega el papel de fertilizante. completo, se necesitarán unos 5 kg por metro cuadrado. Además del estiércol, es necesario cavar bien para asegurar un buen drenaje. El semillero se corta con la azada, no necesita ser particularmente fino.

Vídeo: Cómo sembrar CALABACIN paso a paso en la HUERTA casera. cultivo de CALABACIN en MACETA (Diciembre 2020).