Diverso

Cómo se siembra la calabaza


La calabaza es una planta realmente importante para el jardín: produce una verdura sabrosa y muy útil en la cocina, interesante también por la larga vida que puede tener si se almacena correctamente. El tamaño de algunas variedades de calabaza es motivo de gran orgullo para muchos productores, que se enorgullecen de sus enormes calabazas.

Para cultivar la calabaza correctamente, debe elegir el momento adecuado para la siembra, de modo que la planta encuentre las temperaturas adecuadas para crecer, florecer y luego madurar la fruta tan esperada. Al ser un cultivo bastante exigente es importante asignarle un suelo bien fertilizado y dejar el espacio adecuado para cada planta.

Al sembrar calabaza

La calabaza es una hortaliza que se siembra en primavera para cosechar en otoño: el período que tarda en crecer, dar fruto y madurar el fruto es largo. Elegir el momento adecuado es una condición necesaria para una cosecha satisfactoria, según muchos agricultores, incluso la fase lunar puede tener efecto.

Periodo de siembra

La semilla de calabaza germina a una temperatura de unos 25 grados y la planta sufre cuando el termómetro desciende por debajo de los 10 grados, el frío puede hacer que muera o quede enana irreversiblemente. Para ello se debe sembrar la calabaza en primavera, una vez que las temperaturas sean estables. Si quieres poner la semilla directamente en el jardín es bueno hacerlo a partir de abril, para no incurrir en heladas tardías o fríos nocturnos que puedan poner en dificultades a la planta. Puedes decidir anticipar la siembra haciéndola en frascos para mantener en un semillero calentado, en este caso puede comenzar a cultivar la calabaza poniendo las semillas en Marzo, el trasplante tuvo lugar entre abril y mayo.

Después de sembrar se nota emerge el rodaje dentro de 10/15 días. El ciclo de cultivo de la calabaza es largo en comparación con el de muchas otras verduras: una calabaza se necesitan cuatro o cinco meses desde la siembra hasta la cosecha. Por este motivo, incluso si la siembra es en primavera, se está cultivando una verdura típicamente otoñal, que estará lista entre septiembre y octubre.

La fase lunar correcta de la siembra.

Como ocurre con la mayoría de las hortalizas de frutas, debería ser sembrado en una luna creciente, si queremos tener en cuenta la influencia lunar. Esta no es una prescripción vinculante, la calabaza crece incluso si se siembra en luna menguante, es cuestión de decidir si seguir una tradición campesina milenaria o no.

Cabe precisar que no existe evidencia científica del impulso real de la luna, aunque es muy común en agricultura mirar el calendario lunar para decidir cuándo sembrar, aún hoy en día la mayoría de agricultores tienen en cuenta la fase lunar.

Cómo sembrar calabazas

La calabaza se caracteriza por tener una semilla grande, muy fácil de parir. Puede ser útil respetar la dirección de siembra y colocar la semilla a la profundidad adecuada, para facilitar el nacimiento de la plántula.

Semillas de calabaza

La calabaza tiene una semilla grande: por cada gramo de semilla puede haber 5/10 semillas, en comparación con cientos de semillas de otras plantas como pimientos y tomates. La forma del traje no es un óvalo que tenga una punta en un lado, útil para entender su dirección. La semilla de calabaza es muy fácil de germinar, cuando no se guarda para plantarla también se puede optar por comerla tostada, un refrigerio nutritivo, útil también para adornar la elaboración de pan o para condimentar ensaladas.

Dirección de siembra

La calabaza se puede sembrar dejando caer la semilla en un hoyo, pero para facilitar la vida del brote y favorecer el nacimiento de la plántula es útil poner la semilla en la dirección correcta. Su óvalo tiene una punta, que coincide con el lado por donde saldrán las raíces, por lo que es ideal poner la semilla con la punta hacia abajo.

Operación de profundidad y siembra

La profundidad justa a la que plantar las calabazas es de 2/3 centímetros, para ello es recomendable hacer agujeros que se colocarán a la distancia adecuada entre sí e insertar dos o tres semillas en cada uno. Después de brotar, eventualmente puede adelgazar quitando las plántulas adicionales. Esto, obviamente, suponiendo una siembra en el jardín, si en cambio se ponen las semillas en frascos, la sexta parte de la planta se determinará durante la fase de trasplante.

Sexto de implante

Si queremos plantar una calabaza en el jardín debemos tener en cuenta que esta planta necesita mucho espacio. La planta generalmente se desarrolla de forma rastrera y horizontal. La mejor manera de optimizar el espacio es colocar dos plantas juntas, haciendo que se desarrollen en direcciones opuestas. Los pares de plantas deben estar separados unos 160/200 cm, dependiendo de la variedad.

Prepara el suelo para la siembra.

La calabaza es un cultivo muy exigente, que requiere un suelo bien trabajado y drenante, y sobre todo ricamente abonado. Por este motivo, si quieres cosechar calabazas de buen tamaño y calidad, necesitas distribuir estiércol maduro en una dosis de unos 5/6 kilos por metro cuadrado, esta fertilización básica proporciona un buen punto de partida para el desarrollo de la planta primero y luego el fruto. Un suplemento en la ingesta de potasio puede ser otro factor positivo, también para dulcificar la fruta. Se obtiene mezclando un poco de ceniza con estiércol.

Vídeo: Colinagro Testimonio en el cultivo de ahuyama Meta (Noviembre 2020).