Información

Aceite de chile picante


Cultivar pimientos picantes es una gran satisfacción, la elección de la variedad permite variar el picante, el aspecto y el sabor. Desde el tradicional calabrés hasta el temible habanero, puede elegir su tipo favorito y probar este aceite picante en variaciones siempre diferentes.

Receta de aceite con chiles secos

Este condimento picante realmente es muy facil de preparar. Su calidad depende en gran medida de la bondad del aceite usado, la elección de un aceite de oliva virgen extra con carácter, como los típicos del sur con un sabor muy fuerte, es quizás el que mejor marida con las guindillas.

Para preparar el aceite, lavar y secar los pimientos.. Ponlas a secar en el horno a 80 ° C durante unas horas. Los tiempos dependen del tamaño de los chiles: estarán listos cuando se desmoronen en tus manos. Si tienes un secador aún mejor, esta es sin duda la mejor manera de mantener una alta calidad de sabores, evitando cocinar los pimientos pero secándolos a la perfección.

Es fundamental para la seguridad de la receta que estén perfectamente seco, esto permite evitar riesgos para la salud y formación de moho en las conservas.

Después de secar los pimientos, déjelos enfriar completamente en un lugar seco. Una vez fríos, ponerlos en un frasco de vidrio herméticamente cerrado y esterilizado, verter el aceite de oliva virgen extra y guardar en un lugar fresco y oscuro. Déjelo reposar durante aproximadamente una semana antes de usarlo., para que el aceite de oliva virgen extra absorba el picante adecuado.

Asesoramiento y variaciones de la preparación

El aceite de pimiento picante es fácilmente personalizable y se puede aromatizar de diferentes formas utilizando otras especias o hierbas, siempre de la huerta.

  • Grado de picante. La cantidad de chiles es indicativa y depende mucho de qué tan picante quieras que sea tu aceite. Use las variedades y cantidades de chiles que más le gusten para personalizar el condimento.
  • Romero. Puede enriquecer su aceite con aromas como el romero. Es fundamental que las hierbas estén también completamente secas, o si quieres usarlas frescas es importante que hayan sido previamente escaldadas en vinagre y dejadas secar por completo. Estas precauciones se utilizan para hacer un aceite seguro, sin el riesgo de Botox,
  • Ligero.El petróleo teme a la luz. Lo ideal es utilizar botellas de vidrio oscuro pero, si no las tienes, cúbrelas con papel de aluminio.

Cómo hacer aceite con chiles frescos

Si decidimos use chiles frescos debemos recordar incluir vinagre en la receta, con su acidez crea una condición desfavorable para el Botox y hace que la receta sea segura. Después de lavar bien nuestros chiles blanqueámoslos en agua y vinagre.

Alternativamente, podemos utilizar sal, otro elemento que higieniza las conservas y nos protege de la temida bacteria. Entonces podemos decidir dejar los chiles frescos en sal durante 24 horas. El tiempo en sal tiene el efecto de perder agua y desinfectar.

En cualquier caso, como ya se ha explicado para los pimientos secos, la mi consejo sigue siendo hacer la receta con aceite de oliva virgen extra frío. Solo ten paciencia durante 7 a 10 días para que tenga un sabor natural, sin necesidad de subir la temperatura. Calentar el aceite incluso de forma controlada para acelerar el proceso, así como aromatizarlo, inevitablemente provoca una pérdida en la calidad del condimento.

Vídeo: Como hacer: Pasta de Chili Tailandés - How to make Thai Chili Paste นำพรกเผาl Kwan Homsai (Noviembre 2020).