Colecciones

Calabaza con mantequilla y salvia


Una guarnición con colores y sabor típicamente otoñales, la calabaza con mantequilla y salvia es perfecta en su simplicidad. La receta es rápida de hacer y tiene un efecto excelente como guarnición.

Las calabazas en el jardín se cosechan entre finales de verano y otoño y es un cultivo que muchas veces da una gran satisfacción, por lo que es bueno conocer varias recetas con las que cocinarlo. Esta guarnición a base de calabaza se prepara en pocos minutos y se puede personalizar fácilmente según tus gustos con diferentes aromas, ideal para acompañar un sabroso segundo plato con sabores fuertes.

Aconsejamos cocer al vapor la calabaza y mantenerla al dente para evitar una absorción excesiva de agua y asegurar una mayor consistencia de la verdura incluso después de haberla salteado en una sartén. Si te sobra puedes guardarlo en el frigorífico y recalentarlo en una sartén al día siguiente, añadiendo un chorrito de aceite o un poco de mantequilla: ¡quedará igual de fresco!

Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes para 4 personas:

  • 800 g de calabaza (peso vegetal limpio)
  • 40 g de mantequilla
  • 10 hojas de salvia
  • Sal al gusto.
  • pimienta negra al gusto

Estacionalidad: recetas de otoño

Plato: guarnición vegetariana

Cómo preparar mantequilla y calabaza con salvia

Para hacer esta receta, limpia la calabaza quitando la cáscara, las semillas y los filamentos internos. Cortar la pulpa en trozos de un centímetro de grosor y cocinar al vapor durante 7-8 minutos o en todo caso hasta que esté cocida, pero manteniéndola al dente.

En una sartén grande, derrita la mantequilla y luego agregue la calabaza y las hojas de salvia. Saltee durante 5-6 minutos a fuego alto, ajustando con sal y pimienta al gusto.

Sirva la calabaza con mantequilla y salvia caliente o tibia como guarnición.

Variantes de la receta

La calabaza con mantequilla y salvia es una guarnición vegetariana simple y delicada, que se puede personalizar agregando frutas secas, como almendras, o cambiando los sabores.

  • Almendras. Para darle un toque crujiente, puedes agregar almendras en rodajas tostándolas en una sartén con la calabaza.
  • Romero. Una excelente alternativa a la salvia, si no eres amante de esta aromática hierba, es el romero. El proceso de la receta no cambia, simplemente intercambie las hierbas en la preparación.

¿Te gustó la receta? Deja un comentario. Si tiene alguna variación para recomendar, una pregunta o su propia experiencia sobre esta delicia, escríbanos.

Para mantenerse en contacto, puede suscribirse al boletín o seguir la página de Facebook o Instagram.

Fabio y Claudia2019-01-22T17: 30: 27 + 01: 00

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Descubra cómo se procesan sus datos.

Vídeo: PASTA CON SALSA DE MANTEQUILLA Y SALVIA (Diciembre 2020).