Información

Enfermedades de los espárragos


El espárrago es una hortaliza perteneciente a la familia de las azucenas, al igual que el puerro, el ajo y la cebolla, pero a diferencia de estas especies, está más raramente presente en los huertos, quizás porque al tener un ciclo de varios años de larga duración, su el cultivo se percibe como difícil.

En realidad, cultivar espárragos muy buenos y saludables no presenta desventajas ni dificultades particulares., además de la ocupación del espacio durante todo el año ante una producción limitada en el tiempo. Por lo demás, el manejo de la tierra, la fertilización y el riego no es problemático e incluso la cura de la adversidad se puede llevar a cabo de manera segura con métodos orgánicos. Lo importante es conocer las adversidades más habituales para esta especie, e intervenir a tiempo.

Ya hemos contado cómo cultivar espárragos y también hemos descrito en detalle cómo plantar las patas, aquí contamos en particular las enfermedades que pueden afectar a los espárragos, sugiriendo métodos preventivos y defensivos de bajo impacto ambiental, para cosechar espárragos ecológicos sabrosos y saludables.

Prevenir problemas

Si queremos mantener saludables nuestros espárragos la prevención de enfermedades es como siempre una estrategia fundamental, especialmente para esta planta que es plurianual, pero que solo produce en primavera.

De hecho, podemos tener la tentación de olvidarnos de nuestros espárragos durante el resto del año, en cambio debemos vigilar constantemente las plantas, adoptando las siguientes medidas básicas:

  • Irrigar con la línea de goteo, que dispensa agua solo en el suelo y evita mojar la parte aérea de las plantas;
  • Mantenga limpios de pasto los espacios entre las hileras de espárragos, cavando regularmente o mejor aún, esparciendo el mantillo. Si las plantas de espárrago son invadidas por pasto, de hecho, se genera un microclima más húmedo a su alrededor, lo que favorece el establecimiento de enfermedades fúngicas. Para hacer esto, el desyerbador es muy útil, lo que le permite desmalezar por hileras de forma rápida y precisa.
  • No fertilices demasiado. El estiércol granulado es un fertilizante natural útil, pero tampoco hay que exagerar, porque las plantas que absorben demasiado nitrógeno están más expuestas a enfermedades y ataques de pulgones;
  • Preparar y distribuir regularmente los macerados de cola de caballo., que ejercen una acción reforzante sobre las plantas, o pulverizan zeolitas en polvo o diluidas en agua, con la misma finalidad. Cuando pulverizamos macerados u otros tratamientos sobre plantas, obviamente su parte aérea se moja excepcionalmente, pero estos son los únicos casos en los que debe hacerse. Podemos averiguar cómo se prepara la golosina de cola de caballo de forma sencilla.

Las principales patologías

Las precauciones preventivas se aplican a todas las enfermedades del espárrago en general, estas son precauciones típicas de un buen cultivo orgánico. Ahora veamos las patologías individuales con mayor detalle, centrándonos en los síntomas y los posibles remedios naturales de los que disponemos para la defensa.

En general podemos decir que las diversas enfermedades se pueden tratar con productos cúpricos, para ser utilizado especialmente en caso de humedad persistente y gravedad de la enfermedad. Lo importante es hacer un uso consciente y cuidadoso de estos productos, después de leer y respetar todas las indicaciones de uso y dosis que muestra la etiqueta.

Óxido de espárragos

El hongo Espárragos Puccinia ataca toda la zona de la planta de espárragos y se produce especialmente a finales de verano, especialmente en el caso de rocío nocturno importante y temperaturas entre 20 y 24 ° C. Los síntomas de esta enfermedad son reconocibles como manchas amarillas, en correspondencia con las que se diferencian las típicas pústulas polvorientas de color marrón rojizo, que recuerdan a la herrumbre. En otoño, el hongo desarrolla orgánulos que aseguran su supervivencia durante el invierno.

Mal ganado

Esta patología fúngica se manifiesta en las raíces, en los rizomas y también en los propios brotes en formación, con manchas violáceas, un fieltro rojo vino aterciopelado y una fina reticulación con los cuerpos esferoidales, gracias a lo cual la enfermedad continúa. Las partes infectadas se deshacen y el resto de la planta se vuelve amarillo y se seca. El hongo mal vinato, favorecido por la humedad y la acidez del suelo, se conserva durante mucho tiempo, por lo que es importante retirar los ejemplares infectados lo antes posible y tras el ciclo del espárrago, no replantarlo en la misma posición.

Fusariosis

Varios hongos patógenos del género. Fusarium provocan el amarilleamiento y muerte de las plantas fuertemente afectadas, porque atacan las raíces, que se pudren y vacían, los tallos, en los que aparecen manchas pardo-anaranjadas, enrojecimiento en la base y en los haces vasculares internos.

Como forma preventiva básica contra el espárrago fusarium en este caso, recomendamos un buen drenaje del suelo, pero también tratar con un producto a base de buenas setas del género Thricoderma.

Brotes oxidados

Cuando se observan rayas longitudinales de un color rojo oxidado en los brotes de espárragos, lo más probable es que se deba a una fisiopatía, o una alteración no parasitaria, provocada por el roce de granos de arena, en el caso de suelos muy sueltos ( excelente para espárragos). En estos casos es posible que a partir de estas heridas, en sí mismas no problemáticas, el Fusarium se arrastre.

Pudrición basal

Con temperaturas primaverales suaves y alta humedad ambiental, el hongo puede manifestarse. Phytophtora megasperma, que determina áreas deprimidas en los brotes y podredumbre, y podredumbre en la base del tallo y raíces, con la consecuente desecación de la parte de la hoja.

Moho gris

Rara vez aparece, y afortunadamente en un pequeño número de plantas, que sin embargo deben ser identificadas lo antes posible y eliminadas. La patología del moho gris se ve favorecida por lesiones mecánicas en los brotes y por la alta humedad ambiental, provocando necrosis de las partes afectadas y el típico moho gris que las rodea.

Virosis en espárragos

Las enfermedades virales se reconocen como un crecimiento extraño típico de la planta, a saber, enanismo y deformación. En el caso del espárrago, los virus también provocan clorosis, es decir, amarilleamiento, aplanamiento de los brotes y del tallo, curvatura de la parte superior, arrugas. No existen productos efectivos para la defensa contra virus y la única precaución fundamental es comprar plántulas o patas libres de virus en la planta, garantía que nos debe dar el vendedor.

Vídeo: FITOPATOLOGIA AGRICOLA UNALM ENFERMEDADES DEL ESPARRAGO (Diciembre 2020).